Gengis Kan

Gengis Kan (1167-1227), guerrero y conquistador mongol, bajo cuyo férreo mando reunió a las diferentes tribus de las estepas del Asia Central y las lanzó a la conquista de amplísimos territorios, llegando hasta Europa. De esta manera, estableció uno de los imperios más extensos de la historia. La figura de Gengis Kan se asocia a un líder valiente, dotado de gran capacidad militar, buen organizador, sanguinario y capaz de eliminar sin miramientos a todo aquel o aquello que oponía resistencia.

Contexto y primeros años

Las fuentes escritas acerca de Gengis Kan no son muy numerosas. Las más antiguas provienen de la saga La Historia secreta de los mongoles escritas alrededor de 1240. Los demás textos son muy posteriores como, por ejemplo, algunos escritos rusos, similares a los cantares de gesta occidentales y que cuentan la resistencia de los rusos contra los mongoles, y manuscritos persas y chinos que narran la capacidad de destrucción de las hordas mongolas.

Nacido como Temuchin (o Temudjin) alrededor del año 1162, otras fuentes indican como fechas probables 1155 o 1167, en las cercanías del lago Baikal (actualmente en Rusia), era hijo de Yesugei, jefe de una pequeña tribu, la de los kiutes. Cuando apenas contaba nueve años, su padre murió envenenado por los tártaros, que, liderados por Tartugai, apresaron a Temuchin junto a su familia.

Unificación de los pueblos mongoles

Sin embargo, Temuchin pudo escapar con un puñado de seguidores y logró aliarse con Toghrul, jefe de la tribu de los keraitas, alizanza que afianzó al casarse con Burte, hija de éste. De esta manera, consiguió guerreros e inició sus campañas de conquista y unificación de todas las tribus nómadas de la zona. La primera fue la de los mekeitas, a los que masacró y cuyos supervivientes fueron vendidos como esclavos, y a ésta siguió la de los jurkitas. La fama de Temuchin se extendió rápidamente y muy pronto se agruparon en torno a su figura miles de soldados atraídos por su personalidad, fuerza y férrea disciplina.

Con esa fuerza se enfrentó a su enemigo principal, Tartugai, al que derrotó en el año 1188, para después dirigirse contra los diferentes pueblos tártaros asentados al sur de la actual Mongolia, a los que fue derrotando sucesivamente. Luego, en 1203, se enfrentó a su antiguo aliado, Toghrul, al que también venció, consiguiendo la unión de otros clanes. Para el año 1206, Temuchin había unificado todos los pueblos de Mongolia (que recibieron como nombre genérico el de mongoles) y estableció su capital en Karakorum (ciudad de las arenas negras). Ese mismo año, se reunieron las diferentes tribus mongolas y lo nombraron Gran Kan (en turco, khan significa señor) y le proclamaron Gengis Kan, es decir, señor del Universo. Al mismo tiempo, los cuatro hijos que tuvo con Burte, Ogodai, Tuli, Yagatay y Yuri fueron designados como descendientes y los únicos capaces de heredar el título de Gran Kan.

Conquista de China y hegemonía asiática

Gengis Kan se reveló como un excelente estratega y organizador de tropas, de enérgica personalidad y dotado de una enorme fortaleza física. Creó un poderoso ejército basado en la resistencia de los caballos mongoles (capaces de soportar extremas condiciones y muy veloces) y en un guerrero armado de arco y flecha y hábil jinete. Además, estableció una estructura militar basada en unidades decimales (tumanes), más o menos independientes, de 10 a 10.000 hombres, lo que le permitía controlar las tropas en todo momento. Igualmente, estableció una rígida jerarquía así como un estricto código de leyes de obligado cumplimiento. Movilizó a todo hombre capaz de empuñar un arma (desde los quince a los setenta años), mientras las mujeres se encargaban de suministrar alimentos y fabricar armas. El desconocimiento inicial de las técnicas de asalto, las armas pesadas y la maquinaria de asedio (como catapultas) destinada a destruir las murallas de las ciudades lo adquirió Gengis Kan con el conocimiento de otras culturas, sobre todo la china.

El principal objetivo del nuevo imperio mongol fue China, un inmenso y rico territorio dividido en varios reinos (habitualmente peleados entre sí), y que estaba protegido por la famosa Gran Muralla. Como paso previo, Gengis Kan conquistó el reino de Hsi-Hsia (o reino Tangut) y el país de los figures para, en 1211, dirigirse contra el noroeste de China, bajo el dominio de la dinastía Jin. En 1215, conquistó su capital, Yenking (actual Pekín) y las tropas mongolas, comandadas por el general Muqali, se extendieron hasta la península de Corea, sometida en 1218.

Luego, Gengis Kan se dirigió contra el sultanato musulmán de Kharhezm (o Hwarizm), que se extendía por las actuales Irán e Irak y la región del Turkestán occidental, como castigo por el asesinato de varios caravaneros que estaban bajo su protección. Las tropas mongolas arrasaron el territorio y borraron de la faz de la tierra las ricas ciudades de Samarcanda y Bujara, siendo sus habitantes masacrados y los supervivientes vendidos como esclavos. Esta destrucción les confirió a los mongoles una terrorífica reputación, que Gengis Kan utilizó para someter otras ciudades y territorios sin necesidad de luchar. Hacia el 1219, los mongoles alcanzaron la India y Pakistán, apoderándose de las urbes de Peshawar y Lahore.

Las incursiones mongolas también se adentraron en la Rusia meridional, entorno a los ríos Volga y Dniéper, donde en 1222 tuvo lugar la batalla de Kalka, en la que los ejércitos rusos fueron derrotados. Posteriormente, Gengis Kan regresó hacia las estepas de Asia Central para dirigir la campaña definitiva contra China. Sin embargo, en el camino se sintió indispuesto, muriendo el 18 de agosto de 1227 en las inmediaciones de la ciudad de Ningxia.

Bajo el dominio de Gengis Kan, el imperio mongol se extendió desde el mar Caspio hasta el mar de China, convirtiéndose en el más extenso durante muchos siglos. Tras su muerte, dicho legado fue repartido entre sus cuatro hijos: a Yuri le correspondió el territorio comprendido entre las estepas del Aral y el mar Caspio; a Ogodai (nombrado Gran Kan) le tocó la región al este del lago Baikal; a Yagatay se le dio la región de Samarcanda y Tufán; y a Tuli, el núcleo originario de la familia, entorno al río Onón. El rodillo mongol continuó expandiéndose en los siguientes años, aunque pronto surgieron divisiones y aparecieron reinos (kanatos) independientes. De todos los descendientes de Gengis Kan, sobresalieron Ogodai, que se apoderó de parte de China y Persia, y sus nietos Batú Kan, quien llevó a cabo la conquista de parte de Rusia, y Kublai Kan, que ocupó toda China y fundó su propia dinastía.

Cronología de Gengis Kan

1162 – Nace Temuchin (Gengis Kan) en las cercanías del lago Baikal (actual Rusia).

1171 – Su familia es apresada por los tártaros. Gengis Kan logra escapar y reúne miles de guerreros.

1188 – Se enfrenta y derrota a su principal enemigo Tartugai. Continúa su incursión en Mongolia dominando a los tártaros.

1203 – Se enfrenta y vence a su antiguo aliado, Toghrul.

1206 – Consigue unificar todos los pueblos de Mongolia. Establece su capital en Karakorum. Es proclamado señor del universo (Gengis Kan).

1211 – Comienza su invasión de China.

1215 – Conquista su capital, Yenking (actual Pekín).

1218 – Las tropas de Gengis Kan llegan hasta Corea y someten el país.

1219 – Los mongoles alcanzan India y Pakistán.

1222 – Batalla de Kalka. Derrota a los rusos.

1227 – Muere mientras se dirige hacia China en una nueva campaña militar.