Francisco Solano López

    Mariscal Francisco Solano López

    Francisco Solano López (1827-1870), militar y político paraguayo, presidente de su país desde 1862 a 1870, provocó la denominada Guerra de la Triple Alianza, que enfrentó a la Argentina, Brasil y Uruguay contra Paraguay y que tuvo devastadoras consecuencias para esta última nación.

    Nacido el 24 de julio de 1827 en Asunción (Paraguay), Francisco Solano López fue el hijo mayor de Carlos Antonio López, anterior presidente paraguayo. Nombrado general por su padre cuando apenas contaba 19 años de edad, fue designado comandante de la expedición paraguaya que marchó en 1843 contra el gobierno del presidente argentino Juan Manuel de Rosas.

    En 1853 pasó a desempeñar el cargo de ministro de la guerra, desde el que puso en marcha una política orientada a la organización y reforzamiento del ejército y al desarrollo de las infraestructuras militares. Habiendo sido designado por su padre como su sucesor en la presidencia, ocupó el cargo a la muerte de éste, en 1862, y con el apoyo del ejército forzó al Congreso a confirmar el nombramiento.

    El interés de Francisco Solano en lograr para Paraguay una posición relevante en la región le llevó a intervenir de manera decidida y apresurada en los asuntos de los países limítrofes. Por este motivo, en diciembre de 1864, López declaró la guerra a Brasil e inmediatamente después también a la Argentina. Pocos meses después, Uruguay se unía a los otros dos contendientes en contra de Paraguay, comenzando así la Guerra de la Triple Alianza.

    Aunque López desarrolló con éxito la ofensiva inicial del ejército paraguayo, los países coaligados, con un potencial económico y militar mucho mayor, se rehicieron rápidamente. En 1866 las tropas aliadas comenzaban la ocupación del territorio de Paraguay, con terribles consecuencias: la mitad de la población paraguaya pereció a resultas del conflicto y los recursos e infraestructuras del país fueron destruidos. El propio López retrocedió hacia el norte de Paraguay, perseguido por las tropas enemigas, para morir finalmente en combate en la provincia de Concepción el 1 de marzo de 1870.