Alfredo Stroessner

Alfredo Stroessner Matiauda (1912-2006), militar y político paraguayo, protagonizó un golpe militar en 1954 que lo convirtió en primer mandatario. Desde entonces instaló una de las dictaduras más largas del continente americano, 35 años, hasta su caída en 1989.

Alfredo Stroessner nació el 3 de noviembre de 1912 en la ciudad de Encarnación, departamento de Itapúa (Paraguay). Hijo de un inmigrante alemán y de una paraguaya perteneciente a una poderosa familia de la zona, ingresó con 17 años en el Colegio Militar de Asunción. Participó activamente en la llamada Guerra del Chaco (1932-1935) que enfrentó a su país contra Bolivia por el control del Chaco Boreal, un extenso territorio casi deshabitado pero rico en recursos. Terminada la guerra, prosiguió sus estudios en la Escuela Militar de Brasil y en Francia. A su regreso, comenzó a participar en la vida política, y tras la guerra civil que asoló el país (1947-1948), su carrera militar conoció un meteórico ascenso, alcanzando la jefatura de las fuerzas armadas en 1951. Ese mismo año se afilió a la Asociación Nacional Republicana (ANR), agrupación conocida como Partido Colorado.

En esos años, la situación política del país era de enorme inestabilidad como consecuencia de las grandes tensiones internas de la ANR, lo que provocó la sucesión de varios presidentes en muy poco tiempo. Finalmente, en mayo de 1954, Stroessner lideró un golpe militar contra el primer mandatario Federico Chávez, miembro también del Partido Colorado. Transitoriamente se formó una Junta de Gobierno que convocó unas elecciones generales a las que Stroessner concurrió como único candidato. Tras vencer en ellas por amplia mayoría, asumió la presidencia el 15 de agosto de 1954.

Gobierno de Paraguay

El gobierno de Alfredo Stroessner se sustentó en varios pilares: el propio Partido Colorado, la lealtad de las fuerzas armadas y el apoyo estadounidense, dentro del contexto de la "guerra fría". Al mismo tiempo se deshizo de sus rivales políticos, desarrolló una fuerte represión contra la oposición (muchos ciudadanos sufrieron tortura o tuvieron que marchar al exilio), limitó las libertades públicas, restringió la prensa y organizó un poderoso aparato de espionaje interno. Además, tomó parte en la Operación Cóndor, un operativo clandestino conjunto con otros gobiernos de Sudamérica (Chile, la Argentina y el Perú) para eliminar a los oponentes políticos.

Durante el régimen de Stroessner la moneda se estabilizó, se redujo la inflación y la economía nacional creció espectacularmente en la década de 1970. Esto fue posible gracias a la expansión agrícola (cultivos de soja y algodón) y, sobre todo, a la construcción de represas hidroeléctricas como las de Itaipú, con Brasil, y Yacyretá, con la Argentina. Asimismo, para activar el comercio con estos dos países fundó una nueva ciudad en el departamento de Alto Paraná: Puerto Presidente Stroessner (actual Ciudad del Este). Sin embargo, ese crecimiento se llevó a cabo sin mejorar las condiciones de vida de gran parte de la población, pues los índices de cobertura sanitaria y educativa continuaron muy bajos, así como las inversiones en alcantarillado, redes telefónicas, alumbrado y acceso al agua potable, entre otros aspectos.

Paralelamente, Stroessner fue reelegido como jefe del estado en 1958 y 1963. Aprobó una nueva Constitución en 1967 y la modificó en 1977 para permitir su reelección indefinida, como así sucedió en 1978, 1983 y 1988. Sin embargo, el régimen estaba ya agotado a finales de la década de 1980 debido a la retirada del apoyo de los Estados Unidos, la crisis económica de esos años, el aislamiento internacional, las divisiones en el seno del coloradismo y las fuerzas armadas y el aumento de la oposición.

Finalmente, en la noche del 2 al 3 de febrero de 1989, el general Andrés Rodríguez lideró un golpe militar que depuso el régimen de Stroessner, quien huyó del país y se exilió en Brasil, país en el que permaneció hasta su muerte, sucedida en Brasilia el 16 de agosto de 2006.