Alberto Fernández

    Destacado miembro del Partido Justicialista y, entre 2003 y 2008, jefe de gabinete de ministros durante el mandato de Néstor Kirchner y, posteriormente, de la mujer de este, Cristina Fernández de Kirchner, Alberto Fernández fue investido presidente de la República Argentina en diciembre de 2019.

    Alberto Ángel Fernández nació en Buenos Aires el 2 de abril de 1959. Se licenció en derecho por la Universidad de Buenos Aires e inició una carrera profesional en el ámbito jurídico como conjuez del juzgado federal de San Isidro. En estos años comenzó su andadura política como afiliado al Partido Nacionalista Constitucionalista, de cuya ala juvenil llegó a ejercer como presidente. En 1983 se inscribió como miembro en el Partido Justicialista.

    En una prolífica trayectoria política y profesional, Fernández formó parte del equipo técnico del Ministerio de Economía durante la presidencia de Raúl Alfonsín (1989-1996) y del gobierno de Buenos Aires bajo la dirección de Eduardo Duhalde (1996-1999). Se integró como integrante destacado del Grupo Calafate, una corriente del peronismo opuesta a la corriente encabezada por Carlos Saúl Menem y favorable a las aspiraciones presidenciales, sucesivamente, de Duhalde y de Néstor Kirchner.

    Entre 2000 y 2003 actuó como legislador de la Ciudad de Buenos Aires, en el marco de la alianza Encuentro por la Ciudad afín a Domingo Cavallo, antiguo ministro de economía. En los comicios presidenciales de 2003 se desempeñó como jefe de campaña del candidato Néstor Kirchner, quien resultó vencedor. Fernández pasó a ocupar la jefatura del Gabinete de Ministros durante todo el mandato de Kirchner, hasta 2007. El presidente fue sucedido en la jefatura del Estado por su esposa, Cristina Fernández de Kirchner, quien volvió a designar a Alberto Fernández como jefe de gabinete.

    No obstante, la relación política entre la presidenta y Alberto Fernández se deterioró a raíz de un serio enfrentamiento entre el Gobierno y las patronales agrarias, que se plasmó en un paro agropecuario dilatado durante 129 días. El paro enfrentó a cuatro organizaciones empresariales del sector agroganadero, opuestas radicalmente a una resolución gubernamental que imponía retenciones a las exportaciones de trigo, soja y maíz. Secundado también por empresarios del transporte, el conflicto debilitó la ejecutoria de Alberto Fernández, quien abandonó la jefatura del Gabinete en julio de 2008.

    En los años siguientes, Fernández ejerció como profesor en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires y manifestó abiertamente su disconformidad y su postura crítica frente a la línea política seguida por Cristina Fernández de Kirchner en su segundo mandato al frente de la presidencia de la Argentina. No obstante, en 2018 se destacó como uno de los proponentes de un proyecto político, dentro del judicialismo, opuesto a la reelección de Mauricio Macri como presidente argentino. Fernández de Kirchner aspiraba a concurrir nuevamente a los comicios presidenciales, pero constató que suscitaba rechazo entre algunos sectores de su partido. Ante esta realidad, impulsó una alianza con su antiguo jefe de gabinete, considerado una figura de consenso, de manera que ambos se presentarían conjuntamente en la candidatura, Alberto Fernández para presidente y Cristina Fernández de Kirchner como su vicepresidenta.

    En las elecciones del 27 de octubre de 2019, la dupla integrada por Alberto y Cristina Fernández se alzó con la victoria frente a Macri, al recibir el apoyo del 48 % de los electores. Tras ser investido el 10 de diciembre de ese año, Alberto Fernández situó como máximas prioridades de su Gobierno la lucha contra la pobreza y la estabilización económica de la nación argentina.